La audición y la amplificación

Opciones para Aparatos Auditivos

¿Cómo es puesto a prueba un aparato auditivo en un bebé o niño(a) pequeño(a)?

ChildLos primeros años de un niño(a) son importantes para el aprendizaje del habla y lenguaje. El encontrar los mejores aparatos auditivos para su hijo(a) ayudará. El poner a prueba los aparatos auditivos en los niños no es lo mismo que el de examinar a los adultos. Los adultos pueden informarle al audiólogo si el aparato auditivo es demasiado suave o demasiado fuerte o si está trabajando correctamente. Los bebés y niños pequeños no pueden hacer esto. Es importante trabajar con un audiólogo pediatra quien tiene experiencia en probar y examinar los aparatos auditivos en niños pequeños.

Los aparatos auditivos deben ser puestos cuidadosamente en cada niño(a). Cuando se trate de escoger los aparatos auditivos necesarios para un niño(a), el audiólogo debe considerar algo de información importante:

A veces los adultos quienes usan aparatos auditivos escogen usar sólo un aparato auditivo. Los audiólogos pediatras casi siempre recomiendan que los bebés y niños pequeños usen aparatos auditivos en las dos orejas. El escuchar con los dos oídos es necesario para ayudar en el aprendizaje del habla y lenguaje. Aunque un niño(a) tenga diferentes cantidades de pérdida auditiva en cada oído, usualmente se recomendarán dos aparatos auditivos.

probe microphoneLa mejor manera de examinar el beneficio del aparato auditivo es de ver cómo el aparato auditivo está trabajando en el oído de la persona. Los audiólogos miden la ganancia del aparato auditivo en el oído al usar un sistema de sonda de micrófono. La sonda de micrófono mide la cantidad de sonido que sale del aparato auditivo mientras está en el oído. Los niños tienen oídos mucho más pequeños en comparación al de los adultos, por lo tanto, es importante tomar medidas en cada oído del niño(a) para asegurarse que los aparatos auditivos estén puestos correctamente.

RECDPuede ser difícil de examinar a los bebés y niños pequeños utilizando exámenes de sonda de micrófono regulares. Puede ser que los bebés no se dejen el tubo de sonda en sus oídos más de unos cuantos minutos. Quizá ellos no puedan quedarse quietos lo suficiente para examinar el aparato auditivo cuando esté en el oído. En lugar se puede usar un examen especial llamando Real-Ear-to-Coupler Difference (este examen se conoce por sus iniciales RECD). El audiólogo hace una medida rápida de sonda-micrófono con sólo el molde de la oreja del niño. El aparato auditivo puede ser examinado en una caja de investigación separada. El aparato auditivo puede ser ajustado para el niño(a) y el niño(a) no tiene que mantener la sonda de micrófono en su oído por más que unos cuantos minutos.

El RECD es uno de los exámenes más recientes designados para los bebés y niños pequeños. Esto es considerado una práctica regular para los pediatras audiólogos cuando trabajan con bebés. Los estudios de investigación han demostrado que el examen RECD es seguro para los bebés menores de 6 meses de edad.

La meta más importante para el examen de aparatos auditivos es de asegurarse que el habla sea lo suficientemente fuerte para que el niño escuche. Los exámenes de sonda-micrófono le ayudan al audiólogo para juzgar cuánta habla será escuchada por medio del aparato auditivo. A esto se le llama audibilidad benéfica. El audiólogo puede comparar los niveles del aparato auditivo y diferentes situaciones de audición cuando se usan medidas de audibilidad benéfica. Las diferencias entre la audibilidad con y sin el aparato auditivo también pueden ser comparadas.

Unaided

 

Unaided

Las gráficas de arriba enseñan cuánta habla un niño(a) con una pérdida auditiva ligera a severa oblicua puede escuchar. La gráfica de arriba muestra lo que un niño(a) con este tipo de pérdida auditiva puede escuchar sin un aparato auditivo. La gráfica debajo muestra lo que el mismo niño(a) puede escuchar con un aparato auditivo. Los círculos son los niveles de audición del niño(a). Las áreas abiertas indican cuánta habla es lo suficientemente fuerte para escuchar a la distancia de un metro. Las estrellas en la gráfica debajo muestran el nivel más alto de sonido amplificado que puede salir del aparato auditivo.