La audición y la amplificación

Todo Acerca de la Pérdida Auditiva

Exámenes de Audición que Esperar Conforme Crezca su Hijo(a)

Conforme crecen los niños, se utilizan diferentes exámenes de audición.

Recién Nacidos a 6 Meses de Edad

El examen de tronco encefálico auditivo (conocido como el examen ABR) es el único examen disponible para los recién nacidos e infantes hasta 6 meses de edad.

Éste es similar al tipo de examen que es utilizado para los exámenes de audición de recién nacidos en los hospitales. Los exámenes ABR dan más información acerca de la cantidad de pérdida auditiva que está presente en diferentes tonos. Esto también es conocido como “Frecuencia Específica ABR”.

El examen ABR puede ser administrado mientras un bebé duerme de manera natural cuando el/ella tenga menos de dos meses de edad. Cuando un bebé es mayor de 2 meses se puede usar una medicina líquida para ayudarle a dormir.

Durante el examen ABR, se colocan electrodos pequeños parecidos a curitas en la cabeza del bebé detrás de cada oreja. Los sonidos son presentados a los oídos usando audífonos pequeños. Los electrodos recogen respuestas del nervio auditivo y una computadora mide las respuestas. El examen normalmente dura unas 2 horas.

Infantes y Niños (6 meses – 24 meses)

Los niños mayores de 6 meses pueden ser examinados usando el Audiómetro Visual de Refuerzo (conocido como VRA). Con este examen, los sonidos son presentados ya sea por medio de audífonos o bocinas. El niño(a) aprende a responder a sonidos al mirar a juguetes animados o videos que son emparejados con los sonidos. El examinar de esta manera hace posible obtener información acerca de la audición del niño(a) a través de los tonos en los dos oídos. Los resultados del examen son graficados en un audiograma.

Los niños jóvenes y los preescolares (24 meses a 5 años)

Los niños de estas edades son examinados usando Juego de Audiometría Condicionado (conocido como CPA). Esto usa una actividad de juego cada vez que se escucha un sonido. Un ejemplo es de que un niño(a) deje caer un bloque en una cubeta cuando se escuche un sonido. Los sonidos normalmente son presentados por medio de audífonos y los resultados son puestos en una gráfica en un audiograma. Como con el VRA, es posible obtener información acerca de la audición del niño(a) a través de tonos en los dos oídos.


Otros exámenes pueden ser usados además de los exámenes ya explicados.

Timpanometría

Los exámenes de timpanometría enseñan cómo están trabajando el tímpano y el oído medio. Este examen es importante porque líquido u otros problemas en el oído medio pueden afectar la audición. Durante un examen timpanograma se coloca un pequeño audifono en el canal del oído y la presión de aire se cambia suavemente. Este examen es muy útil en enseñar si hay una infección en el oído o líquido en el oído medio.

Un timpanograma enseña un punto máximo a presión normal (0)

Un oído con líquido enseñará un timpanograma plano

tympanograms

Otros patrones del timpanograma se encuentran con problemas diferentes del oído medio, incluyendo hoyos en el tímpano y problemas de eustachian tubes. Si el timpanograma no es normal, los bebés pueden ser referidos a su médico para tratamiento médico.

Los exámenes de timpanograma pueden ser usados para evaluar la presión de equalización o tympanostomy, tubos que están presentes y trabajan correctamente. El médico y el audiólogo usan tanto el timpanogrma y los resultados de examen para ver si el tubo está abierto. El dibujo al lado derecho enseña un tímpano con un tubo puesto.

Emisiones Otoacústicas de Diagnóstico (OAEs)

Las emisiones otoacústicas de diagnóstico normalmente son usadas con ABR y los resultados de exámenes de audición. Un pequeño audífono es colocado en el oído y tonos son presentados. El micrófono mide una respuesta de eco del oído interno. Esta información ayuda a definir el tipo de pérdida auditiva que tiene el niño(a).